Institución Gran Duque de Alba

Asamblea General | 2018

Saludo del Director

Maximiliano Fernández

Maximiliano Fernández
Director

Es un honor dirigirme nuevamente a todos los miembros de honor, de número y colaboradores de la Institución Gran Duque de Alba con motivo de la asamblea general ordinaria que celebramos en la villa de El Tiemblo en el 550 aniversario del Tratado de los Toros de Guisando, por el que la princesa Isabel, hermana paterna de Enrique IV, fue jurada heredera de los Reinos de Castilla y León, tras la muerte del príncipe Alfonso en Cardeñosa.

El juramento debió de producirse el 19 de septiembre de 1468, según tradición y según figura en la inscripción existente en el muro de la finca, aunque algunos historiadores adelantan o retrasan la efeméride en un día o hasta dos en la idea de que las negociaciones pudieron conllevar ese retraso. De cualquier forma, se trata de un acontecimiento fundamental en la historia de España, que implicaba el acuerdo de terminar con las luchas dinásticas, aunque persistieron, y puso el trono en manos de quien a la postre sería la reina Isabel I de Castilla o Isabel la Católica, reconocida como la más grande reina de España por su visión del estado moderno, adelantada al resto de Europa y del mundo; por su dedicación en cuerpo y alma a lograr la unidad de España; por su apuesta por el Nuevo Mundo y sus habitantes cuando ningún reino se arriesgaba a hacerlo y por su apoyo a la primera gramática de la lengua española, la de Nebrija, convencida de la influencia del idioma para vertebrar un imperio.

Los Toros de Guisando atestiguan la raíz celta o vettona de los antepasados tembleños. Y queda constancia de la presencia de las legiones romanas, que inscribieron sobre ellos y construyeron un poblado y una calzada; la de los visigodos en las dehesas de Valdepalomas y Vadelsanmartín, donde dejaron su huella y enterramientos; la de los árabes en las acequias; la del Concejo de la Mesta… El monasterio de los Monjes Jerónimos, conocidos como los Beatos de Guisando, data de 1375. La concesión del título de villa por Juan II, del 2 de julio de 1445… Sobran motivos para celebrar esta asamblea en El Tiemblo, para disfrutar de las bellezas históricas, artísticas y paisajísticas de la villa y para agradecer su conocida hospitalidad.

En la asamblea recibimos a los nuevos miembros colaboradores, nada menos que 35 estudiosos, que han mostrado su disposición a colaborar con la Institución Gran Duque de Alba en sus tareas investigadoras. Otros ocho pasan a ser miembros de número, cumpliendo los requisitos establecidos en los nuevos estatutos. Nuestra bienvenida y nuestro deseo de que su colaboración sea muy fructífera para la provincia en la idea de que la investigación ha de ponerse el servicio tanto del conocimiento y la cultura como del desarrollo sostenible.

Tenemos muchos proyectos en los que trabajar con entusiasmo: los tomos VII y VIII de la Historia de Ávila, que completarán el espacio dedicado a la Modernidad; los siguientes tomos destinados a los siglos XIX y XX, que empezamos ya a proyectar; las nuevas entregas de Fuentes Históricas y de la Serie general, el libro homenaje al anterior director, Carmelo Luis, los nuevos números de Cuadernos Abulenses, con los que intentamos posicionarnos entre las revistas locales de prestigio, las becas de investigación, que también esperamos acrecentar, convencidos de su gran interés y aportación al desarrollo provincial; las conferencias con las que llevamos y compartimos estudios en nuestros pueblos… toda una serie de cometidos con los que confiamos contribuir al desarrollo de la provincia y responder a la confianza que la Diputación deposita en nosotros.

Volver

Asamblea General
Asamblea General | 2018
Ávila, 29 de diciembre de 2018.
PDF (24 pags.)