Institución Gran Duque de Alba

Asamblea General | 2019

Saludo del Director

Maximiliano Fernández

Maximiliano Fernández
Director

Existe un proverbio anónimo según el cual no se gobierna con ideas, sino con hombres, aunque habría que reconocer también que las personas -hombres y mujeresse suceden y lo que quedan son las instituciones y las obras. La Institución Gran Duque de Alba, de la Diputación Provincial, con 57 años de existencia desde que fuera fundada el 10 de marzo de 1962, acumula una larga trayectoria con cientos de publicaciones -470 si sumamos todas las colecciones en el cómputo recogido en la página web-, 480 miembros, que a partir de ahora superan el medio millar, cientos de becas o ayudas para la investigación, numerosas conferencias, exposiciones, congresos y colaboración en actividades de todo tipo, desde los premios Gredos de Pintura y premio fray Luis de León a la participación y organización en actividades del Centro de Estudios Locales (CECEL), cuya asamblea anual tuvo lugar este año en Ávila, y la colaboración con otras organizaciones abulenses en el ámbito principalmente de la cultura y la investigación.

Se trata de una gran labor en la que ha sido preciso el apoyo institucional y la acción decidida de quienes han asumido la responsabilidad de hacer su aportación personal con su mejor disposición y esfuerzo. Por eso resulta de justicia reconocer a quienes han puesto todo de su parte para cumplir los fines de la organización, que no son otros que fomentar estudios e investigaciones científicas sobre temas abulenses, cooperar en el desarrollo cultural de la provincia desde el respeto a los principios y valores de la sociedad democrática, promover iniciativas que redunden en el enriquecimiento de todas las expresiones culturales, contribuir a la difusión general del acervo abulense y de los estudios e investigaciones llevados a cabo y realizar otras aportaciones al desarrollo provincial, un objetivo, este último, que a todos nos obliga desde nuestra responsabilidad.

Por todo esto adquieren un protagonismo especial en la asamblea de 2019 personas que se han distinguido por su aportación a la Duque de Alba en todos sus ámbitos, empezando por la Presidencia del Consejo General, órgano desde el que se gobierna y en el que, reconociendo implícitamente la labor de todos los presidentes, se ha querido personalizar en el último fallecido, D. Daniel de Fernando Alonso, quien dejó una gran huella al frente de la Diputación y del Consejo durante años. Daniel de Fernando y los consejos que presidió apostaron claramente, como sus predecesores, por la institución y por el apoyo a la cultura y a la investigación, respaldando las iniciativas propuestas y mostrando el camino a seguir. Máximo reconocimiento igualmente para D. Carmelo Luis López, director durante 33 años, a quien el Consejo ha querido distinguir con el nombramiento de miembro de honor a título póstumo por haber sido el gran artífice, inspirador e impulsor de la inmensa labor investigadora y bibliográfica realizada en estos años. Ambos recibirán a título póstumo la insignia de oro correspondiente a los miembros de honor por haber sido los máximos responsables de la buena marcha de la IGDA. Los otros dos grandes reconocimientos recaen en dos personas que han estado al frente de dos prestigiosas secciones, D. José Luis Gutiérrez Robledo, 37 años encabezando la sección de Arte y con numerosas iniciativas en beneficio de nuestra provincia, y D. Manuel Martín Casado, coordinador de la sección de Medicina y Ciencias de la Salud, quien también ha dejado profunda huella.

Pero la Duque de Alba no sería nada sin la aportación de los ya más de 500 miembros de número y colaboradores que por vocación investigadora y por amor a nuestra tierra pasan largas horas de su vida investigando en archivos, proponiendo iniciativas y buscando cauces para el desarrollo provincial, tal y como reflejan los proyectos presentados a las ayudas de investigación, cuyo incremento por parte de la Diputación agradecemos profundamente. Creemos que los fondos destinados a este fin tienen su mejor retorno como propuestas para el desarrollo de nuestros pueblos. Por eso la Diputación nos distingue con las insignias de plata y de bronce que las autoridades impondrán en la asamblea. Como director de la Institución, quiero tener un reconocimiento especial para los miembros de la Junta Técnica, Comisión Editorial de la Historia de Ávila y Consejo de Redacción de Cuadernos Abulenses por su profesionalidad, criterio y aportación intelectual, y para el personal del Área de Cultura, como más estrechos colaboradores, por su eficacia y buen trabajo.

Quienes hoy entran formalmente a formar parte de la Institución saben el legado que reciben y el compromiso que adquieren con Ávila. Nuestra bienvenida, felicitación, agradecimiento y deseo de fructífera participación.

Testigo de estos reconocimientos va a ser la hermosa, hospitalaria y querida villa de Arenas de San Pedro, importante foco cultural a lo largo del tiempo, desde que se levantara su iglesia (finales del siglo XIV), cuya torre reconstruían más tarde Juan Girlado y Lucas Rodríguez; desde que el Castillo de la Triste Condesa (principios del siglo XV) se convertía en centro de influencia política y económica de la zona; el infante don Luis de Borbón reunía en el Palacio de la Mosquera, levantado entre 1777 y 1783, sobre planos de Ventura Rodríguez, a su cultísima corte y se rodeaba de artistas de primerísimo nivel, como Goya y Bocherini; fray Pedro de Alcántara convertía en centro de devoción y peregrinación su convento y capilla, ampliada entre 1757 y 1776 por el propio Ventura Rodríguez, y desde que el periodismo tomaba el relevo a finales del siglo XIX con el grupo de intelectuales liberales aglutinado en torno al periódico La Andalucía de Ávila (1892-1894), que de alguna forma anticipaban a la gran figura de Josefina Carabias (Arenas de San Pedro, 1908 Madrid-1980), una de las primeras mujeres periodistas de profesión de España, primera corresponsal en Washington y autora de excelentes reportajes, entrevistas y artículos en Estampa, Ahora, La Voz, Mundo Gráfico y en los periódicos Informaciones y Ya, cabecera esta última en la que publicaba un artículo diario desde 1967 hasta su fallecimiento en 1980, pronto hará 40 años.

Creemos que todos estos reconocimientos han de convertir la Asamblea en Arenas en un acontecimiento muy especial.

Volver

Asamblea General
Asamblea General | 2019
Ávila, 15 de diciembre de 2019.
PDF (24 pags.)